1819_Fotos del Encuentro de Exalumnos

1819_Fotos del Encuentro de Exalumnos

Como todos los años, el segundo sábado de semana de marzo, tuvo lugar el encuentro de Antiguos Alumnos en el colegio.

Después de un primer de besos, charlas y risas, tuvimos una Eucaristía (celebrada por el Padre Vicente) y luego un aperitivo, invitación de las Hermanas, donde nos pusimos al día de nuestras vidas. Como siempre, un placer encotrarnos de nuevo a nuestros compañeros y Hermanas.

 

Acción de Gracias

Han pasado muchos años desde que por primera vez pisamos esta capilla, estos pasillos, al principio sin ser conscientes de lo que significaría este camino, y poco a poco, dándonos cuenta de que nuestra etapa en el colegio, nos marcaría para siempre.

Hoy, las cosas han cambiado, todos andamos revueltos, el mundo, la sociedad, vivimos etapas difíciles en nuestra propia piel o en personas cercanas a nosotros… pero justo en esos momentos, es cuando con más fuerza tenemos que recordar nuestra etapa en Pureza de María.

Hoy, en el día a día, no sólo valen unos estupendos conocimientos académicos. En la sociedad en la que nos ha tocado vivir, necesitamos más que nunca haber recibido una educación basada en valores…

Valores que la Pureza nos enseñó, que quiso transmitirnos y por los que hoy, estoy agradecida.

Gracias Madre de la Pureza por enseñarme tu sencillez.

Gracias Madre de la Pureza por enseñarme tu entrega desinteresada.

Gracias Madre de la Pureza por enseñarme tu paciencia.

Gracias Madre de la Pureza por enseñarme tu tenacidad.

Gracias Madre de la Pureza por enseñarme el valor de la responsabilidad

Gracias Madre de la Pureza por enseñarme a ser coherente

Gracias Madre de la Pureza por enseñarme el valor de la amistad.

Gracias Madre de la Pureza por transmitirme tu sonrisa, tu paz, tu voluntad de superación…

Gracias Madre de la Pureza…

Gracias por la Congregación, por las profesoras que estuvieron y están, por todas las compañeros que vivieron y compartieron ese crecimiento personal y humano, y sobre todo, gracias por mi familia, pues eligió la Pureza para mi…

Madre de la Pureza, además de recordar grandes momentos del pasado, quiero seguir poniendo en tus manos mi presente, mi “sí” en la opción de vida que cada una hayamos elegido, para saber continuar y transmitir lo que un día aprendí por estos pasillos y estas clases.

Madre de la Pureza, gracias por el ayer, por el presente y por lo que esté por llegar.

Nunca te olvides de nosotras, y no dejes que nosotras nos olvidemos de ser, Pureza de Maria.